La miel cruda es miel que no ha sido calentada, pasteurizada o tratada de alguna manera.

 Miel cruda Las diferencias entre la miel cruda y la miel pasteurizada son sustanciales. La miel cruda es un alimento que contiene vitaminas naturales, enzimas, anti-oxidantes potentes y otros nutrientes naturales importantes.
Éstos son los nutrientes que se destruyen durante el proceso de recalentamiento y pasteurización.

La miel cruda tiene propiedades anti-víricas, anti-bacterianas y anti-hongos. Promociona la salud del cuerpo y el sistema digestivo, es un potente anti-oxidante, refuerza el sistema inmunológico, elimina las alergias y es un remedio excelente para las heridas de la piel y todo tipo de infecciones. La miel cruda puede estabilizar la tensión sanguínea, aliviar el dolor, calmar los nervios y también se ha usado para tratar las úlceras. La miel cruda también es un expectorante y anti-inflamatorio y se sabe que trata eficazmente problemas respiratorios tales como la bronquitis o el asma.

La miel se compone de varios tipos de azúcares,  Miel cruda siendo los dos más predominantes la fructosa y la glucosa que son alimentos predigeridos, motivo por el que las mieles actúan con tanta rapidez produciendo energía. Aunque existen muchas clases de mieles como la miel de mil flores, miel de bosque, miel de romero, miel de azahar..., todas ellas tienen una capacidad de endulzar 25 veces superior al azúcar ordinario, siendo además todas ellas uno de los alimentos más nutritivos debido a su alto contenido de vitaminas, sales minerales y azúcares de fácil digestión.

La miel con el frío y el paso del tiempo inicia un proceso de cristalización que la hace más espesa y produce un cambio en su transparencia, esta característica es garantía de producto natural, poniéndola al baño maría vuelve de nuevo a su estado líquido.

Cada miel tiene un sabor característico y acentúa unas propiedades:

 Muestras de mieles Miel de Romero. Mejora la voz y suaviza la garganta. Su uso se recomienda para las enfermedades hepáticas, epilepsia, reumatismo, cirrosis, gota, debilidad, vértigo,... Sirve como estimulante del hígado, acidez, pirosis de las úlceras de estómago y de duodeno, amenorrea. Estimula la cicatrización de las heridas. Es una de las mieles más apreciadas, y considerada de las de mayor calidad.

 Miel de Azahar Miel de Azahar. Es de efectos sedantes y tranquilizantes, tiene propiedades antiespasmódicas y está recomendada como calmante. Especialmente adecuada para personas nerviosas o que sufren períodos de insomnio, ansiedad y estrés. Es una de las preferidas de los consumidores.

Miel de Mil Flores. Producida del néctar de distintas flores. Acentúa las funciones digestivas, aumenta la energía y la fuerza física, con buenas propiedades antisépticas, es ideal para tratar los catarros. Se recomienda para sustituir el azúcar.

 Miel de Bosque Miel de Bosque. No es néctar floral, sino un mielato que exudan principalmente encinas, robles, pinos, abetos, etc. Contenido muy alto en sales minerales, hierro y enzimas. Aconsejada contra afecciones pulmonares, bronquios, combatir anemias y disentería. Es una de las mejores mieles para estimular la cicatrización de las heridas. Su color es oscuro o pardo, su sabor es fuerte.

Miel de Montaña. Los néctares que las abejas recogen a gran altitud producen una miel excelente contra el catarro, especialmente indicada para bronquitis y cuando se padece la gripe.

Miel de Eucalipto. Para todos los problemas del aparato respiratorio, tiene efectos balsámicos. Se utiliza para atajar la tos, catarros, es antiséptico de los bronquios y desinfectante de las vías urinarias favoreciendo la expulsión de cálculos renales.

 Miel en panal Miel de Tomillo. Tiene un gran poder digestivo y antiséptico, activa las funciones intestinales y es eficaz en estados depresivos, se utiliza para las afecciones de garganta y para las heridas.

Miel en Panal. Es la miel tal cual la elaboran las abejas en la colmena con la cera, no hay forma mas natural de consumirla.

www.mielmi.es